Desde que uso teléfono móvil, lo siento pero ni recuerdo el tiempo que hace, he estado con la compañía Vodafone, en un principio Airtel. Decidí el 7 de Julio pasar la portabilidad de mi linea a Orange. El error más grande que he podido cometer.

Me comentan cuando hago las comparaciones oportunas de tarifas,  todos los servicios que contrato en ese momento, también me informan que en la entrega del teléfono mediante mensajería tendría que firmar el contrato de permanencia por 18 meses y devolver dicho contrato al mensajero. Por problemas de tiempo tanto por mi parte como por parte de la persona que me hace entrega del terminal ese contrato nunca es firmado (dato importante a tener en cuenta)

Decido elegir una tarifa de datos que consta de 500 Megas mensuales más 700 minutos en llamadas por un importe total de 29,oo €. En el primer mes de factura me cobran 184,00 € y me dicen que uno de los motivos por lo que la factura se aumentó es porque el horario de llamada en tarifa plana es de 18:00 h a 8:oo de la mañana incluidos los fines de semana, y  he realizado llamadas los fines de semana fuera del horario. Mi sorpresa es que revisando las condiciones del contrato en la web pone claramente (copio el texto) “Con Tarifa Plana 07 dispondrás de llamadas a todos los destinos nacionales a 0€ todos los días de la semana de 18:00h a 8:00 h.” Primera metedura de pata por parte de los operadores

En el momento que supero lo contratado empiezan a tarificar a 21,6 cents./ min la llamada y la cuota de datos 0,04 €/Mb, pero no es lo importante en este momento.

El día 9 de Septiembre intento realizar una llamada y mi sorpresa es que se desvía a atención al cliente, departamento donde se encargan de restringir las llamas. Me atiende un operador donde me informa que se ha desviado mis llamadas ya que solo puedo disponer de 75,oo € totales en facturación, por ser un nuevo cliente y no tener ellos información de si voy a pagar la factura o no. ¡¡¡¡Pero si el segundo mes pague un importe bastante superior!!!! ya vamos mal otra vez . Se lo comunico a dicho operador y me informa literalmente “no puedo hacer nada por usted, espere que le cerremos el ciclo de facturación y podrá realizar llamadas de nuevo. Deje la linea libre que tengo más llamadas que atender” Mi enfado empieza a elevarse cuando me doy cuenta que el tío con sus santas narices me cuelga el teléfono. Decido volver a llamar y tardo alrededor de 1 hora en contactar con el servicio de atención al cliente, la operadora que me atiende en esta ocasión me dice que no puede hacer nada, pido que me atienda un superior y me contesta que eso no puede ser, que tienen orden de no pasar las llamadas. Vamos que cada vez me enciendo más y no doy crédito. Para que realmente te atienda alguien con un poco de autoridad o con ganas de resolver tu problema la solución es pedir que te pasen con el departamento de bajas, y es así cuando notas que tienen interés en ayudarte.

El hombre que me atiende en el departamento de bajas, verdaderamente amable, en primer lugar me comenta que no me puedo dar de baja sin pagar un importe por la cancelación del contrato de permanencia, le hago saber que ese contrato nunca fue firmado, me escucha cuando le explico todo lo que me está ocurriendo, no entiende como no me avisan, me informa que el corte de línea es los tres primeros meses de facturación y que no comprende como ha podido saltar el servicio más adelante y menos cuando la segunda factura pagué un importe bastante superior a lo que ellos me permitían. Se sorprende por la atención recibida en el primer contacto con la compañía. No me puede solucionar mi problema pero me informa, que ya no puede hacer nada que si en la mañana cuando hablé con su compañero el “Amable” me hubiera informado del pago adelantado mediante tarjeta de crédito hubiera solucionado el problema al momento, pero que ya era tarde pues la emisión del recibo a mi banco ya se había realizado y entonces duplicaríamos el pago. Un encanto el hombre, me ofrece un 20 % de descuento en la facturación durante seis meses por todas la molestias ocasionadas como disculpas de Orange hacia mi.

Doy por finalizadas todos los trámites, soy consciente que no me quedaba nada por hacer. Pero me percato al día siguiente que el servicio de los 500 megas de datos también esta cancelado cuando el contador de mi teléfono me dice que solo he consumido 100. Decido ponerme en contacto con ellos y me comentan que va todo en conjunto, tanto llamadas como datos y no pueden hacer nada.

Pero no entiendo nada y de ahí viene todo mi descontento, yo pago una cuota fija por un servicio que ellos han decidido que yo no disfrute, mis 500 megas de datos han pasado a ser 100 y no hay ninguna manera de poder disponer de ellos, pero eso si me cobran la cuota integra sin poder disfrutar de los servicios. Yo a esto lo llamo un robo descarado pero vamos a ver en los tiempos que corren que la tecnología está tan avanzada no hay ninguna manera de separar los dos servicios, llamadas y datos?

Me informan que en 24 horas me llaman para darme una solución y que entienden mi enfado por todo lo que está pasando. Esta llamada fue el día 11 de Septiembre y hasta ahora no he recibido esa repuesta.

No se como va acabar esto pero me parece que Orange no debe ser consciente de lo que están haciendo sus operadores y trabajadores, pues no me entra en la cabeza que una compañía no te deje pagar lo que te de la gana por llamar, y mucho menos un servicio que deja mucho que desear. Será que la crisis también está pegando fuerte por ahí.

Ojú que agustito me he quedado pudiendo comentar todo mi descontento. Si alguien tiene alguna historia parecida me encantaría que me lo comentarais, porquemal de muchos consuelo de tontos”.

Esto es solo el principio en próximos días ampliaré más datos sobre las incongruencias en el servicio de atención al cliente y todo lo que conlleva. Incluso os comentaré que me han cobrado en la factura e incluso si han cumplido su palabra con el descuento que han prometido.

PD. Soy consciente que me he enrollado de mala manera pero necesitaba dar todos los datos para que os pongáis en mi lugar.

Anuncios